Comunicación: Como dirigir una discusión buena

En cualquier grupo, la discusión puede ser algo muy difícil para dirigir. Sin embargo, si tienes en mente algunas cosas, la discusión va a florecer y va a traerle vida a su lección.


La mayoría de las lecciones que va a encontrar en teensundayschool.com son hechos para tener interactividad. A veces eso es parte de un objetivo de la lección, con un juego o con un método de aprendizaje que puede ser hecho con las manos. Pero la interactividad también puede ser centrada alrededor de una conversación en forma de una discusión.

Para dirigir una discusión buena, siempre debe tener en mente lo siguiente:
 

1. El silencio es dorado
Algunos maestros son nerviosos cuando hacen las preguntas y el cuarto de repente está muy callado. Pero cuando está dirigiendo o guiando una discusión, a veces debe dejar que el silencio siga un poco más. Esto hace unas cosas: demuestra que actualmente quiere una discusión, no que quiere hablar todo el tiempo; le da tiempo a los estudiantes para pensar; le revela el tipo de estudiantes que tiene (que tan profundamente piensan, los que hablan y los que casi no hablan, etc.)

2. No haga preguntas que las respuestas puedan ser si o no
A veces cuando establecemos el texto que está estudiando, está bien si responden con una respuesta que es correcto o incorrecta, pero generalmente, si quiere que la conversación empiece bien, las preguntas con opciones son mejores. Hay una diferencia entre preguntar, “¿Qué fue lo que hizo el hombre ciego cuando Jesús lo sanó?” y “¿Por qué creen que el hombre ciego hizo lo que hizo cuando fue sanado?”

3. Afirma participación
Si alguien responde, no critique lo que ha dicho. Un líder crítico va a ser el que calla a los que están en su grupo y debe tener cuidado en usar comunicación sin palabras y de ánimo también.

4. Involucre a todos
A veces puede ayudar si tiene preguntas que todos pueden contestar. Estas preguntas pueden ser opciones básicas y también pueden ser discusiones chistosas para empezar su tiempo. Vaya uno por uno que todos deben responder, y la respuesta puede ser corta. Esto le ayuda a que corte el hielo para que todos puedan sentir que pueden contestar preguntas profundas después.

5. De atención individual
Cada participante en su discusión va a discutir diferentemente. Algunos van a ser más callados y talvez va a tener que nombrarlos y preguntarles, “¿qué es lo que piensas?” Algunos van a tratar de dominar la discusión y puede decir simplemente, “Aprecio lo que tienes que decir, ¿qué es lo que piensan los demás”, o si dominar cada semana, puede hablar con ellos afuera del la clase que pueden responder pero que deben ser conscientes a la participación de los demás también. Reconoce que los estudiantes revelan algo acerca de si mismos en estas situaciones. ¿Por qué son tímidos? ¿Por qué contestan cada pregunta? ¿Tienen una estima baja de sí mismos? ¿Están buscando atención? Se consciente de cada persona individualmente y trátelos de esa manera, como individuos.

6. No arruines todo
Muchas veces como maestros, sabemos más acerca de la discusión pero no debemos demostrarlo. ¿Qué es más valuable, decirle algo al estudiante o dejar que ellos lo descubran a solas? Deje que los estudiantes batallen un poco con las ideas antes de darles la respuesta. Haga preguntas que pueden seguir con la pregunta anterior cuando algo es relevante aun si no es parte de su lección. Déle a los estudiantes tiempo para descubrir la verdad de manera independientemente además de lo que usted enseña. Cuando ellos se enseñan, se les “pega” mejor. 

7. Mantenga control
Aunque usted está dirigiendo a otros en la discusión, ¡usted es el líder! Nunca deje que se desvíen tanto. Regresen al tema cuando se han desviado. Nunca permita que los estudiantes entren a un argumento. No permita para nada que uno de los otros estudiantes intimide o que se burle de otros. Como un líder, es su trabajo de mantener la conversación en un lugar seguro y productivo.

Esto no es una lista comprensiva pero si puede hacer estos siete puntos muy bien, usted va a poder ser mejor en dirigir una discusión más efectiva. Recuerda que enseñando es muy valuable pero solo cuando el contexto de la aplicación es descubierta por medio de interactividad. La buena discusión no requiere provisiones, lugar extra o preparación. Con unas buenas preguntas y con unas ideas simples, sus lecciones van a verse como nuevas y van a ser maneras emocionantes para sus estudiantes.


Web design by Thoughtprocess Interactive - St. Louis, MO